Querido chuchi

De pequeño cuando viniste a casa eras un cachorro con una carita preciosa y así fuiste hasta tus últimos dias con nosotros, un perrito guapo. Siempre te he querido mucho, y me dejaste muy triste cuando te marchaste. Creo que a todos nos dejaste tristes, con un vacio que es lugar que tú ocupabas en nuestro corazón.
Fue muy duro pedir que ya no sufrieras más. No podiamos permitir que tu agonía se alargara más. Nos angustiaba tu dolor, y tu enfermedad ya no nos dejaba mayor margen para prolongar más tu vida. Aún así, han sido casi todos buenos años. Me hubiese gustado estar a tu lado y despedirme de ti aquél dia en el que se puso punto y final a ese inmenso sufrimiento y dolor que soportabas, y que recuerdo que aún así, no mucho tiempo antes de tu partida, te esforzabas en ponerte de pie, a dos patitas, e inclinarte sobre mi para acariciarme. Me despedí de ti el día que fui a verte. Sabía que ya era la última vez y grabé en mi memoria tu recuerdo para siempre. Djuikij.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fallecimiento de mascotas ¿que hacer cuando nuestra mascota fallece?

La cantante Edurne despide a su gato Paquito en redes sociales