MI PERRO Y BEBE BROOKLYN (26/02/2004-31/05/2010)






Llegaste a mi vida un 3 de abril, tan sólo hacía horas que Coco y yo habíamos perdido a nuestro increíble Bori, tan pequeño pero con mucho carácter, inteligente, travieso con tu dulce presencia y mi amargo dolor. Fuiste un regalo y me acostumbré a ti, creciste pero siempre fuiste mi bebe, tan frágil pero tan dominante que recuerdo todas tus travesuras, todas las provocaciones a Coco y vuestras peleas, nunca dejabas de llamar la atención, te encantaba jugar con la pelota, con tus ninos y con tu compañero inseparable Coco.

Tan lleno de vida, y sin embargo te apagabas demasiado deprisa. Me lo pusiste difícil pero no sabes como te echo de menos también, cada noche a mi lado, y siempre en cualquier lugar que yo estuviera, estabas tu.

Mi niño, mi bebe aquella noche te faltaba el aire, no podías respirar pero me mirabas y me dabas tantos besos que no entendía que te pasaba, saliste tan feliz a la calle y ese fué el paseo más corto que dimos los tres porque os dejaría durmiendo para siempre. Regresé con las manos vacías, y no me acostumbro a tu ausencia, no os tengo a ninguno al despertar, al regresar a casa no estais, ya no me pides galletas, no me traes tus juguetes, la casa está vacía sin vosotros y sólo puedo mirar la cajita en la que estais los dos. Me robaste el corazón, y te sigo amando mi niño de cuatro patitas, os llamaba así a los dos...

Cada día quiero despertar de ésta pesadilla y salir corriendo para buscaros, os necesito y sin dudarlo volvería a luchar por vosotros porque os amo, aunque nunca más tenga un despertar a vuestro lado, y nunca entienda porqué os fuistes los dos a la vez, teniendo que decidir lo que nunca quería.

Me disteis la vida, sonrisas y lágrimas para no olvidaros nunca Brooklyn y Coco, mis niños.

Paula

Comentarios

Entradas populares de este blog

La cantante Edurne despide a su gato Paquito en redes sociales

Fallecimiento de mascotas ¿que hacer cuando nuestra mascota fallece?